miércoles, 13 de junio de 2007

Fodor vs HCOOH

No son los personajes simpáticos que uno podía ver en "Bugs Life" o "Antz", son hormigas coloradas y han invadido todo el edificio, incluyendo, por supuesto, mi casa.
Habitualmente, este problema se presenta todos los veranos y en algún momento del mes de diciembre viene un equipo de desinsección contratado por el Consorcio, que va tirando el liquidito ese, depto por depto, durante unos días. Y los bichitos desaparecen hasta el verano siguiente.
Pero ... estamos a mitad de junio... ¿qué carajo está sucediendo? Primero los mosquitos que resistieron hasta hace unas pocas semanas y ahora, desde hace unos días, la invasión de hormigas rojas. ¿Será que por fin han descubierto que realmente son ellos los dueños del planeta y vienen a reclamar su reino?
Mejor no sigo adelante con esta linea de pensamientos, que ya se me está poniendo la piel de gallina, especialmente al recordar ese capítulo de CSI en el que secuestran y entierran a Nick...
.
El caso es que las hormigas me están sorprendiendo con un comportamiento un poco extraño. Hasta cierto punto me parece normal verlas aparecer por la cocina, cuando uno deja unas miguitas sobre la mesada o algo de comida en los platos (yep, confieso, no soy de los que lava los platos inmediatamente después de comer, pueden pasar horas, incluso días en la cocina esperando a ser lavados). Todo bien, es comida, es razonable, y como son restos, sobras, no me perjudica particularmente.
Pero ahora les ha dado por invadir el lavadero, realizando raids en el cubo de la ropa sucia, la cual se están comiendo!! ya he descubierto medias, boxers y remeras con agujeritos hormigueriles. ¿qué tipo de perversión las impulsa a comerse nuestra ropa sucia? ¿qué va a seguir, los libros? ¿los CDs? ¿los DVDs?
.

Preparense bichos inmundos, esto no es un simple picnic que arruinaron, ¡esto es la Guerra!

17 comentarios:

lauruguacha dijo...

Mientras no sigan con Usted...

Maguila dijo...

Ese capítulo de CSI fué un cierre de temporada y lo dirigió Tarantino, es casi una película, me pareció genial.
Pero volviendo a las hormigas, el tema en general de los insectos es que como siempre están mutando, pero ya van a salir otros repelentes, es como los vius y los antivirus, siempre el antídoto tarda más que el virus, en este caso todavía no sale Raid XP para combatir red ants 5.7
Suerte con eso, mañana posteo el 8.

gerund dijo...

Fuerza, Fodor! Subju (o sea, yo) es la prueba viviente de que se puede contra las hormigas...

Lo que sí, si va a declarar guerra, va a tener que ponerle garra al asunto...

besis

D. (de Damián) dijo...

Ojo con el ácido fórmico.

No tengo teca, no tengo grass!!!!!

Cunilandia dijo...

Una receta de mi viejo (un poco extraña):
Vivo en un edificio que hace unos años fue invadido por hormigas negras.
Mi padre, cansado de semejante intrusión, compró una pastafrola y la dejo fresquita y abierta durante toda la noche. A la mañana siguiente, la marabunta estaba devorando la torta. Agarramos la torta, la metimos dentro de una bolsa y al incinerador, ¡santo remedio!

Cassandra Cross dijo...

Arghhh... es molesto, pero se puede... por favor, no se deje agarrar por las malditas entre los dedos de los pies, que es lo pior de lo pior!!

Que la Fuerza (de la K-Othrina) le acompañe.

Fodor Lobson dijo...

Uru,
ese es mi gran temor

Maguila
seeee, uno de los mejores capítulos de la serie.

Ge,
se aceptan consejos para la batalla.

Damián,
Bien! alguien que cazó lo del metanoico.

Cuni,
jajajaja
el problema es que en mi caso (o en mi casa, elija usted el género, es lo de menos) si dejo una pastafrola en la cocina, lo más probable es que desaparezca sin que las hormigas lleguen a probar ni un bocado.

Cass,
¿K othrina dice?

Cassandra Cross dijo...

al menos es lo que se usa en mi casa entrerrianense desde tiempos inmemoriales...

o si no, Fluido Manchester (???)
Gamexane y otras cosas que le pueden pirar el moño...

así que tenga cuidado, eh

gerund dijo...

La hormigas atacaban la cocina. O estabamos seguros, pero nos parecía que salían de la zona del grifo, o de las canillas. La comida estaba justo arriba, en la alacena. Metíamos y metíamos veneno, pero nada: siempre había dos guachas en el azucarero. Así que hicimos una estrategia de guerra: cambiamos la comida a una alacena que queda más lejos, pusimos veneno en canillaas y cualquier huequito qe vieramos en los azulejos. Al otro día vimos unos pocos cdáveres, pero las hormigas jamás volvieron. Eso sí, la comida tampoco volvió a su lugar originario.

Tal vez por un tiempito pueda llevar el canasto de la ropa sucia al baño, lavar los platos después de comer, y colmar de veneno cualquier agujerito sospechoso.

Si eso no sirviere, llame a los cazafantasmas.

besitos

sibila dijo...

ponga un vaso debajo de la cama cuando se va a dormir...
y a la mañana cuando se despierte, si no se llenó de hormigas, se lo toma.

Fodor Lobson dijo...

Cass,
tratado de horminología. Gracias!!

Ge
mudar el canasto, puede ser
poner veveno en agujeritos sospechosos también,
pero ¿lavar los platos después de cada colación?
too much too much

Lucy in the Sky dijo...

Disfrácese de hormiga. Cuando las pequeñas coloradas vean que su morada está habitada por un espécimen gigante, habrá dos posibilidades: a) que se espanten y se vayan, o b) que lo empiecen a adorar como su dios.

Kaitos dijo...

A ver Fodor... déjeme explicarle algo acerca de las hormigas en los edificios.

Para empezar, las hormigas de edificio, si bien comparten características genéticas con sus parientes del barrio, por lo general el ambiente creado por el edificio les modifica su comportamiento (y cuanto mas moderno este peor). Por ejemplo, ya no tienen ese descanso de invierno, y eso les modifica su hábitat alimentario. Seguramente la ropa que le "comieron" era de origen vegetal (o sea, algodón o lino).


¿Porqué dije hábitat alimentario?
¿A qué se debe esta necesidad de fibras textiles?
¿Podrá Fodor deshacerse de ellas?


No se pierdan el electrizante desenlace en: www.kaleidoscopio-k.blogspot.com

Kaitos dijo...

Disculpe Fodor, no pude contener las ganas de publicidad. Y a mi no me va eso de "publicidad encubierta".

¡Abrazo!

Fodor Lobson dijo...

Kaitos,
Estoy volviendo en este momento de su blog, deleer el impresionante informe que me ha preparado.
Es usted un genio. No me cansaré de decirselo.
Abrazo.

m. dijo...

¿Se podrá aprovechar tanto entusiasmo genético para hacerlas laburar? Algún tipo de simbiosis Fodor-Hormiga. ¿Tal vez lavar los platos? Si no puedes con ellas, busca unirte de alguna forma.

Fodor Lobson dijo...

Qué buena idea, hacerles lavar los platos!!!
¿sabrán planchar?
Abrazo M.