martes, 6 de noviembre de 2007

Mobiliario urbano hecho palabra


- Bancame un minuto...

Siempre me gustó la expresión. Argentinísima, les comento, porque nunca oí que se usara ni en las iberias ni en ningún otro lado de LA (por Latinoamérica, bruto, no por Los Ángeles). Y me puse a pensar... ¿de dónde coño vendrá? y se me ocurre que puede venir de:

bancame un minuto = esperame un minuto = esperame acá sentado en el banco un minuto

Y como esperame también se puede decir aguantame, por extrapolación llegó a decirse No me lo banco queriendo decir No lo aguanto, no lo soporto.

Sí, ya sé, las posibilidades de que esta paja mental mía resulte ser cierta son mínimas, pero habiendo varios habitués a THC a los que les gustan las palabritas, me imagino que alguien podrá desasnarme, ¿no?

P.D. : En las iberias el "No me lo banco" referido a alguien se dice "No lo trago"

20 comentarios:

Ramiro dijo...

yo creo que bancar viene de lo que hace el banco, que es darte banca, es decir: crédito.
Cuando uno dice "bancame un minuto" es que le está pidiendo un minuto a cuenta a su colega. Claro que sin intereses. Mirá si por cada minutos que nos bancan tenemos que devolver 1.13!

Subjuntivo dijo...

Coincido con Ramiro.
Fíjese:

banca
2. f. Conjunto de entidades que tienen por objeto básico facilitar la financiación de las distintas actividades económicas.


Cuando sos "pulenta" (ahí te re cagué, eh?) se dice que "tenés banca". Del verbo bancar, de dar soporte.


(bancar.1. tr. coloq. Arg. y Ur. Mantener o respaldar a alguien.2. tr. coloq. Arg. y Ur. Soportar, aguantar a alguien o algo. A ese pesado no lo banca nadie. U. t. c. prnl. No se banca las críticas.3. tr. Ur. Pagar un gasto colectivo.4. prnl. coloq. Arg. Responsabilizarse, hacerse cargo de una situación. Yo me banco lo que dig)




Espero haber sido tan molesto e inoportuno como siempre.

Saludos!
S.

D. (de Damián) dijo...

Probablemente venga de la expresión del mundillo de la timba "punto y banca".

gerund dijo...

Ese es mi poll... mi modo verbal preferido! (? ehhh? en fin...) bien ahí usando la RAE! se ganó las galletas tan ricas que le hice!

je je je

galleeeeeeeeeeeetas.


besits!

pd, obviamente concuerdo con los muchachos!

Fodor Lobson dijo...

Ramiro & Subjuntivo,
Pero ché, si bancar algo a a alguien viene de "la banca" su significado debería ser otro absoilutamente distinto, ¿no?
por ejemplo yo te banco significaría yo te doy crédito, te aguanto al fin y al cabo, siempre y cuando después me devuelvas el doble de lo que yo te presté, useasé you owe me big time!

Damián,
eeehhh? locualo?

Gerund,
Pero-que-la-parió-basta-de-hacer- galletas-que-no-voy-a-poder-probar
;-)

Maguila dijo...

Don Fodor, me hizo levantar de mi silla, salir de mi ocio matutino e ir a buscar un libro en el que se explican los orígenes de todo ese tipo de latiguillos (estirar la pata, la mar en coche, etc.) incluyendo argentinismos, estoy seguro de que estaba en la biblioteca de abajo, pero no lo encontré (prometo un mail o un post o comentario cuando lo encuentre), estoy seguro de haber leído el origen de "bancar" y si no me equivoco creo que usted ha acertado con su brillante intuición.
Saludos

Ana C. dijo...

En las argentinas también se usa el "no lo trago". Me gusta lo del banco en sus dos acepciones.

Anónimo dijo...

Como dice ana, también aca se escucha el "no lo trago". O su variante afirmativa: "yo lo escupo"

Pablo dijo...

Sin mayores razones que la de compartir como hablante la misma sensación, sospecho que el "bancar" viene de la timba. "Bancame" (la forma corta de la expresión) era (y debe seguir siendo) el pedido que le hacía el jugador jugado al responsable de "la banca". Sin dudas que eso se cobraría usurariamente, pero ha visto Vd como es el lenguaje, y la expresión se ha extendido y entremezclado con otras afines y próximas, como las que Vd deduce a partir de esperar y aguantar. Y sobre los usos de "aguantar" en el habla argentina debe haber para escribir un libro.

O no.

Cordial saludo...

Fodor Lobson dijo...

Maguila,
esperamos entonces el desenlace...

Ana C
aha, me parecía, no estaba muy seguro de sí también lo había oido por acá or not.

Anónim@,
ud. tira esta frase ahí, y deja que los dobles sentidos florezcan por si solos... que astut@

Pablo,
aaah, entonces el comentario de D no era jocoso... shit! Perdóne Damián, es que yo de timbas no entiendo mucho. Eso sí, don Pablo, si me banca ud. escribimos el libro a medias. ;)

iaiune dijo...

Cuando era chica había un sketch de Calabromas, de una mujer que gastaba mucho dinero en ostentaciones, su maridos se apellidaba "Labanca". Cuando él se quejaba, la mujer siempre le correspondía con la frase: "Labanca, nosotros podemos!"
Yo creo que bancar, viene de dar crédito a algo, alguien.

Carpe diem dijo...

Otro post más en el que voy a quedarme con las ganas de participar. Malditos crueles tiempos acuciantes... pero cuando menos se lo espere, já, llegará algún comentario mío.
Mientras tanto me limito a saludar con cortesía y a lamentarme con rapidez.
C.

Fodor Lobson dijo...

Iaiuné,
entonces ud. se suma a la causa de los banqueros... tá bien, allá ud. ;)

Carpe,
le devolvemos cortesmente sus saludos y nos lamentamos rápidamente de sus lamentos, y es que hoy nos levantamos especulares.

lauruguacha dijo...

Y si...leyendo a sus comentaristas intuyo que las dos frases "no lo banco" y "bancame" vienen del mundo de la timba. Me voy pal Conrad a "virigiaur"!

Fodor Lobson dijo...

Uru,
otra pa'l juego.. si serán timberos

Gerund nos ha obsequiado con dos comentarios al respecto de la banquitud lunfardense... pero en el post anterior

El que quiera celeste... que se la banque!!

Lucho Bordegaray dijo...

Contertulias y contertulios:
En su acepción más antigua, el vocablo “bancar” del idioma lunfardo (sí, ya perdí toda seriedad diciendo que es un idioma, pero me la banco) significaba “afrontar el riesgo de las apuestas en el juego clandestino”. Y aquí se origina la semejanza con la actividad bancaria, porque, por ejemplo, “ponerle una fragata a la zabeca a los vicios” (léase, apostar mil pesos al número sesenta y nueve en la primera posición del sorteo) era sin dudas darle crédito al quinielero, creerle, porque en el juego clandestino los números premiados solamente se conocían a través del testimonio de ese mismo personaje. Pero mucho más sólido resultaría explicarnos su origen en las acepciones cuarta y quinta de la palabra banca: “juego que consiste en poner quien lleva el naipe una cantidad de dinero y en apuntar los demás, a las cartas que eligen, la cantidad que quieren” y “cantidad de dinero que pone quien lleva el naipe”, porque de timba hablamos, chochamus. Ergo, ponerle unos sopes a un número es hacer banca, y de ahí, bancar.
Pero esto no termina ahí. El siguiente significado que adoptó nuestro a esta altura amado término “bancar” fue el de financiar, y por extensión, el de prestar dinero, que en lunfardo decíase ya desde antaño “aguantar”. Y esta sinonimia jergal entrecruzó sus orígenes españoles, por lo que bancar tomó también los significados originarios de aguantar: sostener, sustentar, no dejar caer (“aguantame la escalera”), reprimir o contener (“no me aguanto la calentura”), resistir pesos, impulsos o trabajos (“aguantate y no lo surtas”) soportar, tolerar a alguien o algo molesto o desagradable (“nadie lo aguanta a ese dolobu”).
Bueno, chabonas y chabones, no me banco más escribir este comentario.
Efusivos saludos por doquier.
Lucho

Fodor Lobson dijo...

Un capo, Don Lucho, un capo

gerund dijo...

qupe putada che, me apuré porque se me hizo re tarde investigando todo eso y lo mandé al otro post... grrrrrrrrrrrr.

vengo mal estos días, rompo cosas, casi me electorcuto, me dejo las llaves adentro de casa... que suerte que tengo mis galletas.

(ok, ok, juro que ya no las menciono más!!)

mar dijo...

Buenas y santas! hacer banco en el deporte ( si, si, futbol pero también basquet, handball, voleyball y cualquier deporte de equipo) significa esperar a que el entrenador te meta en la cancha. Además también significa esperar hasta que acumular méritos suficientes para entrar en el equipo.
No se si es causa o consecuecia del "bancame un minuto" ( bancame un cacho, bah) pero es la unica acepcion que no dijieron.
Maguila, el libro está en la biblioteca de abajo en el segundo cubo de arriba abajo y de izquierda a derecha.

Fodor Lobson dijo...

Muy buen aporte, Mar.
Bienvenida (aunque no es la primera vez que ud. viene por acá, y ya nos conocemos de lo de Maguila). Veo que es ud. la que sabe dónde están las cosas en casa... ¿eh?