jueves, 26 de junio de 2008

El tenedor verborrágico

por Rodolfo Snob

Mañana se termina nuestra quincena limeña en la que afortunadamente Fodor ha estado trabajando todo el día y nos ha dejado tranquilos a Lobo y a mí.

Primero de todo aclarar que no es cierto lo que el susodicho anduvo diciendo en los comentarios al post anterior, sobre que el primer día me terminé todo el contenido alcohólico del mini bar. ¡Falso! La cerveza ni la toqué.

No he podido evitar notar que se está imponiendo en Perú una especie de moda del “lenguaje de los cubiertos” llegándose a exhibir inclusive en individuales o en los menús, para indicar si a uno le gustó o no la comida o si quiere que le sirvan otro plato, con configuraciones tan incómodas o peligrosas como la de poner los cubiertos formando una cruz, o alineados en posición vertical. Pe-ro-por-fah-vorrrr… vean este enlace.

Un espanto.

La única norma para dejar los cubiertos sobre el plato es mantener el tenedor a la izquierda y el cuchillo a la derecha formando un triángulo mientras se está comiendo y alinearlos uno al lado del otro, en la parte derecha del plato (a las 4 según una esfera de reloj) cuando uno ha terminado. No hace falta comunicar nada más, y mucho menos con los cubiertos.

11 comentarios:

gerund dijo...

Jajajajajajajajajajajajajaja. Excelente comentario, estimadísimo Rod, para variar. Una delicia para los ojos. No sé qué haríamos sin su sabiduría...

Fender San dijo...

Yo soy bastante comunicativo con los cubiertos: mientras espero la comida los tomo como si fueran agarraderas, fuertemente, y los golpeo contra la mesa al son de "¡TENEMOS HAMBRE! ¡TENEMOS HAMBRE!"

Ajenjo dijo...

Digo ¿no es mas facil llamar al mozo y decirle?

slds
A

Cassandra Cross dijo...

Jajajajajaa!
Hay que estar al pedo, che...

(digo, por lo del lenguaje de los cubiertos).

Fen, deje de golpearme la mesa con los cubiertos que ya va!!!!!!!! >.<

Naty dijo...

En una de esas te equivocás de posición y terminás lavando los platos... noooo, un peligo!!!

Preferible decirle al mozo, como buenos cristianos, que la comida muy rica, a ver la cuentita...

iaiune dijo...

cuando leía esto del lenguaje de los cubiertos se me ocurrió que está bien a los fines prácticos, pero también si no habrá un trasfondo de clasismo, onda: mientras menos contacto tenga con vos pinche mozo, mejor.

Wakefield dijo...

Un caso limite de comunicacion por medio de la vajilla seria clavarle el cuchillo al mozo. Y el tenedor tambien, que tanto. Hay cada uno...

Disculpe, estoy sin acentos. Buen provecho.

Wakefield dijo...

No tengo nada contra los mozos, aclaro por las dudas. Si con el que me atendio ayer noche.

Eso. Saludos.

Rodolfo Snob dijo...

Gerund,
sin duda, estarían perdidos. Mis respetos a Fola.

Fender
no, por favor. Los cubiertos no se tocan hasta que le han servido la comida a uno. Si tiene usted hambre y(o prisa, vaya a la cocina a ayudar con la elaboración.

Ajenjo,
al mozo se le ordena el pedido y se le pide la cuenta. Punto. Si quiere hacer sociales con él, pídale el número de teléfono y llámelo fuera de su horario laboral.

Cass,
efectivamente hay que estar al pedo, para intentar imponer una moda bien nuevoriquesca, haciéndola pasar por alcurnia.

Naty,
¿lavar platos? no no no. Si la cuenta sube más de lo esperado, yo lo llamo a Fodor y que lo arregle.

Iaiune,
El mozo es un señor que está haciendo su trabajo, no le interesa si le gustó a usted la comida o no, y por lo general debe tener cosas más importantes en las que pensar que escuchar nuestra cháchara.

Wakefield,
las habilidades cuchillísticas, por favor déjeselas a Lady Maldita.

Fodor Lobson dijo...

ahahá, claro,
yo soy el boludo que siempre tiene que andar atrás tuyo pagando tus cuentas, para que tú te puedas hacer el dandy... esto se va a acabar

Wakefield dijo...

Olvidé romperle el plato en la cabeza para rematar el mensaje. A eso me refería con vajilla, creo.

Saludos, Rodolfo.