martes, 22 de julio de 2008

Fodor 1 - Musimongo 0

por Fodor Lobson

Ya he mencionado con anterioridad que nací con el chip de las compras fallado; a pesar de eso, los libros, las pelis y los discos son mi perdición, por lo que suelo visitar con frecuencia semanal esa cadena de locales con colores anarquistas y cuyo nombre empieza con musi y termina en undo (sí, exactamente, esa que estás pensando, pero no vamos a decir el nombre para no hacerle publicidad gratuita).


El caso es que en mi última visita me sorprendió ver a los empleados del local deambular entre los clientes, ofreciendo su ayuda a los potenciales compradores. Bah, me dije, y seguí adelante. Tras curiosear arriba y abajo entre las distintas secciones, y sosteniendo en mi mano un libro, un DVD y un CD(*) me dirijo con paso decidido hacia la línea de cajas, cuando escucho

- ¿vas a llevar el libro?

Me doy la vuelta y me encuentro frente a frente con el único empleado a quien detesto, en adelante, el musimongo. Un imbécil infradotado a quien varias veces me he encontrado en el mostrador de atención al cliente y cuya total ineptitud y desidia harían parecer a Carol Beer la empleada del mes.

- Sí - le respondo con la más ortiva de mis expresiones faciales (are you talkin’ to me?)
- Vas a necesitar este código en la caja - me dice Musimongo mientras estampa una etiqueta en el libro y se va.

Suspicaz que es uno, examino la etiqueta, en la que únicamente hay un código de barras sobre el que dice “Vendedor 19” ... Ahahá, se hizo la luz. Parece que ahora los empleados tienen algún tipo de comisión o incentivo relacionado con las ventas… Ni corto ni perezoso, despego la etiqueta, que termina sus días sobre una película de dudosa moral y elevado contenido mamario ,y prosigo mi alegre camino hacia la línea de cajas.

Hay tres cajeros en servicio, cada uno con un cliente, pero nadie más haciendo cola. Sonrío contento tanto por mi futura compra como por la comisión que se va a perder musimongo, cuando veo que el susodicho se acerca al cajero que está por desocuparse, le deja un papelito y le susurra algo al oído mientras me mira por el rabillo del ojo y se va. Milagrosamente se desocupan simultáneamente el cómplice de musimongo y el cajero de la otra punta, y cediéndole el primer puesto al flaco que va detrás de mí, enfilo hacia la última caja, una vez más sonriendo.

Cajero: ¿Efectivo o Tarjeta?

Fodor: Débito

El cajero, carga los artículos, pasa la tarjeta y cuando está por apretar la tecla enter, “cómplice de musimongo” abandona a su cliente, se acerca a Cajero, le susurra algo al oído y le deja el papelito (por supuesto un código de barras) sobre el que Cajero pasa el lector de códigos…

Se me sale la cadena…

Fodor: disculpame, ese código que estás pasando ¿no será un código de vendedor, verdad?

Cajero: Mmmm Sí

Fodor (a los gritos): ese código corresponde a un empleado que no solo no me ha ayudado, si no que de prepotente ya ha intentado antes agenciarse mi compra. Si hubiera sido otro no me importaría, pero precisamente este sujeto es el peor empleado que tienen ustedes y que siempre maltrata a los clientes. Por favor cancelá la operación y empezar de nuevo sin cargar la venta a nadie o te dejo todo y me voy sin comprar.

Cajero, blanco como el papel (pobrecito, me dio pena), empieza a teclear nervioso y el sistema se le cuelga, por lo que tiene que reiniciar la máquina y empezar de nuevo, como yo le había pedido. Cajera que está en medio pone una cara como de “otra vez” y Cómplice de musimongo, al otro extremo del mostrador, se hace el loco y no se atreve a levantar la vista del teclado.

Me voy feliz con mis compras y con mi buena acción del día, sin importarme que medio local haya pensado que estoy chapa. De algo estoy seguro, Musimongo y yo nos encontraremos de nuevo, y yo estaré preparado para el duelo.

(*) para curiosos: Robinson Crusoe de Defoe, ¿Qué he hecho yo para merecer esto? de Almodovar y Hard Candy de Madonna.

17 comentarios:

Subjuntivo dijo...

Muy bien!!!!
Esos son los ciudadanos que queremos!! (se aceptan extranjeros, sí)

De todos modos, creo que faltó un "llamá al gerente inmediatamente".

Y espero que haya gritado de veras y con ganas!



S.

gerund dijo...

jajaja
excelente, Fod
felicitancias!

Naty dijo...

Se le anda escapando el lobo de adentro, Fod...

Que orgullo.

Carpe diem dijo...

Bien hecho, canejo!

Clap-clap-clap

iaiune dijo...

Me hace acordar cuando me planté a los gritos en el local de calle San Martín de Garbarino y les dije que si no me cambiaban la impresora, me iba a parar en la vereda cuanto tiempo considere necesario (entiéndase: hasta que se me pase el chivo), a decirle uno por uno a los clientes que quisieran ingresar lo que me estaban haciendo!

Ana C. dijo...

Ah, Fodor, la lástima que me da haberme perdido el espectáculo.

aki celtic dijo...

Qué placer!!!
Gracias por existir, don Fod... o debo decir "el justiciero antimusimongos!"

(" Un imbécil infradotado a quien varias veces me he encontrado en el mostrador de atención al cliente y cuya total ineptitud y desidia harían parecer a Carol Beer la empleada del mes.")

GLORIOUS!

Ramiro dijo...

Yo que usted voy a la batea de Black sabbath y le empiezo a preguntar qué cantante está en cada disco y a los 20 minutos le aseguro que renuncia.

Muerte a los Cometeros.

Fodor Lobson dijo...

Subjo,
grité como marrano en el día de San Martín

Ge,
recipitudas sus felicitancias

Naty,
uuuh, no se imagina usted. Lobo no se molesta en gritar. Hubiera agarrado a Musimongo de los güevos y le hubiera susurrado en el oido "saca esa etiqueta ahora mismo o te arranco los cojones"

Carpe,
bueno, bueno, no hay par tanto, tampoco soy Cobos (cuack)

Iaiune,
jajjajaja, qué bueno, me hubiera gustado verla de piquetera en la San Martín.

Ana C,
eeh¡cuanto tiempo, estimada! muriéndose de calor en las Bélgicas, me imagino.

Aki,
aah, y no se crea ud. que sólo de musimongos vive el hombre. Cualqueir día les cuento lo de el cajero de esa empresa de colores bosteros que renta VHS y DVDs cuyo nombre empieza por block y termina en uster.

Ramiroquai,
jajajajajajajajajajajaajaj
jajajajajajajajajajajajajaj
jajajajjajajajajajajajajaja
yo tenía un cassette de Black Sabath allá en los ochenta. Ni idea de cual era el vocalista en ese álbum.

Ajenjo dijo...

Ese es el trato que merecen los empleados de nauseabundo. Que inutiles! Hace años que no entro en uno de esos locales, pero veo que las cosas han cambiado poco.
Permitame recomendarle Miles. Si el disco que busca no está ahí, es porque es malo, o no existe.

slds
A

Fodor Lobson dijo...

Ajenjo,
nauseabundo jajajaja; mencantó.
No conozco Miles, pero si está sólo en Baires, me va a salir caro...
cuack

Wakefield dijo...

Lo bien que hace. Ya creo estar viendo al musimongo en cuestión: en cada sucursal hay por lo menos uno.

Salute.

Naty dijo...

Como me imaginé que de Lobo sólo obtendría una respuesta física, no me refería a él...

Mmm... ¿debería haber usado otro animal?... ¿Sapo venenoso? No. ¿Boa constrictor? No. ¿Conejito saltarín? Menos. ¿Dromedario? Jaaa ¿Tigre de bengala? Naaaah... ¿lobo? Perfecto...

¿Entiende?

gerund dijo...

"receptas", querido, "receptas".

(ay, dio, una se toma el trabajo de inventar un idioma y compratirlo con la gente, y ellos qué hacen? te dejan todo desordenado y ni siquiera te ayudan a levantar la mesa.... ahhh!)

ji ji

Fodor Lobson dijo...

Wake,
aaaaahhh, eso explica todo. Debe ser una política de contratación de la empresa. En todas sus sucursalestienen al menos un infradotado, para no ser acusados de discriminación...

Naty,
la culpa fue mía me tendría que haber dado cuenta que ud. escribió lobo (como genérico) y no Lobo (Doroteo).

Ge,
ese esel problema con los idiomas, que enseguida salen dialectos de todas partes...
P.S.: recepta en catalán significa receta (de cocina, por ejemplo)

Naty dijo...

Sacto.

Derechito a la sala de castigos, Mr. Fod.

lauruguacha dijo...

Jajajajajajajaja!!!! Me hizo acordar a alguien de estos pagos (yo)!!! jajajajaja Usted es de los míos!!!!